Google+ Badge

Google+ Badge

Google+ Badge

Loading...

Manantial de luz...

Loading...
Todos los poemas son de mi autoría , y están registrados. . Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entradas populares

rafaeldeliso@gmail.com

Translate

Google+ Badge

Google+ Followers

BUSCAR

Cargando...

Naturaleza.

Loading...

miércoles, 31 de agosto de 2016

LA LUZ DE VIRGINIA.

LA noche era de pino y la luz 
se había ido de nuevo.
Era ya una costumbre que en aquel
caserío quitaran la luz día y noche.
Las velas encendidas  en todas las casas
parecían cocuyos en esa montaña
y desde arriba el caserío era llamaradas
de luces que bailaban con el viento
en cada casa.

Maigualida tejía de espalda a Ernesto.
Había comenzado a tejer la orilla de una
toalla o paño para la cocina, ese tipo de
tela que sirve para cualquier uso en la
cocina.

Ella esa mañana se la había llevado a su
escuela para seguir el tejido pero nada
pudo hacer en vista de sus actividades
con sus alumnos en la escuela.

De espalda a él, ella bebía su café instantáneo,
éste muchas veces le producía agrura, no
obstante, amaba tomar café.
En cambio Ernesto gustaba del café colado en
colador, y clarito, endulzado con panela o papelón
como lo llamaban en su tierra.

Ambos amaban tomar café.

El arte de tejer en Maigualida lo había
aprendido de pequeña con su madre y con 
tía Dora, quién pasaba muchas tardes con ella
enseñándole los puntos y esa costumbre y disciplina
se fue enraizándose  en ella como un buen oficio para su
mente y corazón.

-Sabes amor, me gusta mucho bordar y tejer,
ahora casi no lo hago por falta de tiempo.
-¡Y ya no tengo mucha paciencia! 

La voz de Maigualida resonó con  cierta 
fuerza en aquel largo pasillo de la casa,
y Ernesto leía y subrayaba un libro con un 
lápiz los pasajes que más le llamaba la atención.

-Cariño vamos cerca del árbol de aguacate
a contemplar las estrellas.
Dijo Maigualida con voz apacible.
Ambos dejaron sus cosas que hacían y
de súbito se levantaron , yéndose lentamente
y tomados de la mano.

La noche se tragaba las estrellas fugaces que
bajaban como tiros de escopetas en la profundidad
de la noche.

Ernesto la amaba y era un hombre muy entregado
a ella.

-¡Maigua, vayamos a ver a los pavitos antes!.
Dijo Erenesto con una sonrisa bondadosa.
Los pavitos o chumpes eran dos: una hembra
y un macho.
La hembra anterior a ésta, fue muerta por el perro
cazador del vecino, muy diestro para cazar y matar
al tiro.

-¡Míralos qué lindos cómo duermen!.

La voz de Ernesto era melodiosa y dulce.
Allí debajo de los cocos, a un costado de la
casa dormían los dos muy cerquitas.

Cinco árboles de aguacates habían y el preferido
de Maigualida estaba en el fondo de la casa,
pero de noche solía ir  al que estaba de frente
al pasillo o corredor a contemplar  la luna llena,
y ver cómo se desprendían los luceros en la
oscuridad de su casa, salvo de aquellas velas
que alumbraban el interior de su estancia,
y ensimismada y en brazos de su amado esposo
ver y contemplar las estrellas fugaces que caían
en la lontananza como infinitos gusanillos de luz.

Ella esa noche cerró sus ojos y pidió un deseo,
al ver caer una estrella hacia el occidente.
Sus ojos brillaban en la noche estrellada.
Al cerrar sus ojos sintió dormirse y se vio
flotando en un campo de rosas y claveles.
Tomaba de la mano a una niña de cabellos negros
y de negros ojos.

Al llegar la luz ambos estaban en la mesa.
El deseo lo había olvidado.
Y la alegría de la gente fue enorme al ver que
la luz había llegado.

Nueve meses después la casa se había llenado
de alegría.
La luz había venido y se había quedado en unos
negros ojos que encendían el corazón de
Maigualida.

Nunca más hubo oscuridad en aquella casa.

La luz de los ojos de Virginia habían llegado
para quedarse como lámparas en aquella casa,
de ese olvidado caserío de Zacapa.

Rafael Deliso
31/08/2016


Licencia de Creative Commons
LA LUZ DE VIRGINIA. by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/08/la-luz-de-virginia.html.



martes, 30 de agosto de 2016

ESCRITO SOBRE UNA SERVILLETA.

ESCRITO SOBRE UNA SERVILLETA.


SABES cariño cómo te amo:
con tus lluvias y tormentas
y cielos nublados
y con truenos y relámpagos
te llamo...
Y nunca dejaré de lado
los recuerdos de esas cosas feas
porque nada es feo sino hermoso
como tus días soleados
y con luz y sus estrellas de noche
en mis vitrinas prendido a tu alma
como siete  encendidos broches.
El amor tuyo hace sobrevivir
esas dicotomías y antítesis
de lo amargo y dulce
en mi vivir,
y de lo feo y bonito
en mis escritos,
y pasa a ser la belleza
de tu esencia hecha nobleza.
Por eso y otras cosas
te nombro mi eterna Mariposa
sobre esta servilleta de color
rosa...


Rafael Deliso.
29/08/2016


 Licencia de Creative Commons
ESCRITO SOBRE UNA SERVILLETA. by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/08/escrito-sobre-una-servilleta.html.

lunes, 29 de agosto de 2016

CONFINADO EN LA DISTANCIA.


CONFINADO, de este lado del
mundo,
en el latido del sol
de mis piedras prehispánicas.
Restringido de tu mar.
De tus volcanes.
Del perfume del pino en la 
tarde cuando envuelve tu casa,
en el promontorio de las
hogueras que se encienden
en tus ojos...
¡Ah vastedad  infinita de pinos! 
Fuego de luceros,
quémame, devórame.
De no ser mía tu voz
¡quémame!
Linderos de silencios,
recluye mis pasos.
Llévame, hojarasca ígnea.
Desolado, atormentado.

Inmolado en el crepúsculo
por ti...


Rafael Deliso.
29/08/2016 


 
La canción que te dedico está en el minuto 30 en adelante.

 Licencia de Creative Commons
CONFINADO EN LA DISTANCIA. by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/08/confinado-en-la-distancia.html.

domingo, 28 de agosto de 2016

¿Cómo es tu silencio?


TE puebla el silencio.
Te cubre las margaritas en tu voz.
Es el sereno río en tu pecho.
Agua mansa que baña tus piedras.
Cascadas de antiguos tepuyes.
Gran Sabana. Infinita vastedad de nubes.
Mariposas cristalinas.
¿Dónde encuentra el arco iris sus paletas?
¿De dónde bebe el río su manantial?
¿De qué lianas se sujeta el cielo
a sus telúricos temblores de relámpagos?
Espuma
burbujeos,
ebullición
de este grito con olor
a verde follage.
Te amo cristalina esperanza.
Nuevo amanecer.
Página por abrirse.
Bebe el día sus amaneceres
en los picos de sus pájaros,
en la luz del colibrí
que sacude sus alas
en tu silencio.

Ruego a Dios que el hombre
no destruya tu santuario natural
por la sed del oro,
que en su paso efímero y voraz
quema tu agua
y tus verdes pájaros.
Y priva del latido
las estaciones 
y sus ciclos.


Rafael Deliso.
28/08/2016 
Licencia de Creative Commons
¿Cómo es tu silencio? by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/08/como-es-tu-silencio.html.



 




viernes, 26 de agosto de 2016

NOTA SOBRE MI DIARIO. II

A VECES me pregunto estaré haciendo
las cosas bien.
Seré el marido que ella desea.
Estaré comunicando mi mundo de la mejor
manera.
Dejo el libro que leo sobre la cama y me paro
en la ventana : los loros pasan con su bullicio,
a los árboles cercanos de la casa al atardecer,
de este lado donde la rosa marina me mira.
En su bullicio alborotan el barrio y algunos
cristofué y periquitos se les oye cantar a 
lo lejos.
Es un respiro la naturaleza y son los latidos
del día los que dejan moralejas en la
hierba de la calle y en el frágil rocío de la
lluvia.
Detengo  mi mirada en el atardecer mojado
en las  hojas del mango.

Pienso: ella, qué hará en este 
momento.


El Vestido:

 Hoy lo vi, quise ponérmelo.
¡Pero si es hermoso ese vestido!
Le digo:-no, no, te lo quites.
-¡Ya me lo voy a quitar!
Pero noooo.

Fucsia, azul y rosas y margaritas
sobre él.

La tarde se deshace en los creyones del
horizonte.
Es inútil querer detener el aire con mis
manos.
Las cosas llevan el sabor de las
decisiones tomadas.

Me despido.
Tomo el tranvía de mis sueños.

La sigo pensando toda la tarde.
¡La amo!

Y " la muchacha italiana viene a 
casarse",  sigue transmitiendo esas imágenes
en su mente, produciendo 
distracción en ella.

Ahora en mi bitácora, 
las ignotas y distantes estrellas
siguen su curso 
de rosa marina.


Rafael Deliso.
26/08/2016



 
.Licencia de Creative Commons
NOTA SOBRE MI DIARIO. II by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/08/nota-sobre-mi-diario-ii.html.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20160826170021AAIimVF

jueves, 25 de agosto de 2016

Nota sobre mi diario.

Nota sobre mi diario.


Arrebolados con tiñes bermejos y aterciopelados en el cielo como funda de viento o tejidos de lana en la sombra..
O colgantes lianas donde se suspenden mis otroras estrellas vespertinas.
 Es desde allí donde emerjo como flecha de azulejo hacia la vastedad del horizonte donde mi esperanza es líquido espeso de sol en mis venas
 y aguas de mares sudados en las espesuras de tus cejas 
y de tus bosques vírgenes..
Es allí donde deseo reposar por un rato y seguir el curso de los luceros en mi bitácora de Océanos. 
De estrellas y galaxias en la vastedad tuya de los astros que nos miran desde lejos y que nos conminan a seguirles los pasos silenciosamente...


Rafael Deliso.
25/08/2016





miércoles, 24 de agosto de 2016

AMOR MÍO...

AMOR MÍO..


AGUA cristalina,
agua tuya.
Jaspe
y cuarzo.
Joya de tu piel.
Serenidad de la tierra
y del sol
en sus piedras.
Cómo amarte
en este cielo
de tímidas estrellas
nocturnas
que beben los colores
de tu tierra,
de mi América,
de esta sabana.
Ahí besa la mariposa
tus ojos de infinita
soledad y de silencio.
En tus aguas,
coloreo
un silábico cuaderno de
espuma.
Una bandera blanca y azul
con mis colores,
y mi orquidea,
y el pájaro turpial
y el quetzal,
en infinitos vuelos.
 


Escrito para ti el 16/04/2016


Rafael Deliso.


Licencia de Creative Commons
AMOR MÍO... by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/08/amor-mio.html.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20160824121516AAnp2aC

16/04/2016