Google+ Badge

Google+ Badge

Google+ Badge

Loading...

Manantial de luz...

Loading...
Todos los poemas son de mi autoría , y están registrados. . Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entradas populares

rafaeldeliso@gmail.com

Translate

Google+ Badge

Google+ Followers

BUSCAR

Cargando...

Naturaleza.

Loading...

sábado, 24 de septiembre de 2016

Ella,mi perro y yo.




Breve  relato.

He brincado toda la tarde
como mi perro.
Muchos dirán pero tú no tienes
perro.. - ¡Si se tiene!
- ¡Se los aseguro yo!
Todos llevan un perro que
salta y brinca.
El mío es un perro normal y muy formal.
El corazón le salta cuando
me ve. Y el mío salta y brinca como él.
Y le salto en abrazos .Y él cuando ladra no muerde porque bien dice el dicho que perro que ladra no muerde.


-¡Eeeeeyyy!! Sultán,-le grito.
Y él muy obediente viene hacia mí.

A veces los perros son hasta mejores que algunas personas.
Mi perro es una rara mezcla, llamada cacri.
-¿Cómo que una rara mezcla? -le pregunto.
¡Claro le respondo! Sucede que es mezcla azul de perro callejero y criollo.
¡Jajaja! -Salta en carcajada mi otro yo cuando se lo afirmo.

La vida no se entiende-me repite mi amigo.
-¿Y ella, quién es?
Pues te contaré.
 Ella la que amo ,tiene una perra.
Laky Azabache es su nombre porque es negra como el carbón.. Y se parece a la noche por su negrura ..
Azabache es fiel como perro de rancho y en algo se parece a
algunas personas por su fidelidad.
Ella la que amo ama a su perra Laky Azabache..


El amor es algo que no tiene forma aparente.. Se ama y cuando se ama se mira el cristal de lo que somos o si no es cristal será el espejo donde nos reflejamos de algo superior que está por encima de esta tierra.
Ese algo que es Dios.
Tal vez la palabra no esté en su forma correcta de decirla o expresarla .
Pero Laky se me acerca y busca jugar con Sultán.
Me lame la mano con su lengua.
Y ella la que amo, ama a su corazón mientras ama .
Y una música de estrella esta noche hace que Laky Azabache y ella sobre el jardín de luceros y agua cristalina se disuelvan y nos fundamos como una alta torre o quizás un faro para alumbrar el patio de su casa..
Azabache corretea luego con una pelota en la boca.

Y detrás Sultán persigue un negro gato.

Y ella besa los labios de su amado en los lirios y jazmines que van perfumando los pasillos de esa entrada que da hacia el norte donde se ahogan los suspiros silenciosos.
Donde la vida se aprecia mejor en las estrellas de la noche.


Y Sultán y Laky se van evaporando entre la neblina de la oscuridad como si nunca hubieran existido.


Rafael Deliso.
23/09/201


viernes, 23 de septiembre de 2016

SI TE DIJERA...

SI te dijera,
si tan sólo te dijera,
lo que tu corazón quiere oír.
Si te dijera que afuera
llueve y  que la lluvia sobre 
los techos de madera y cinc
suena como el gorjeo de los pájaros
al amanecer.
Si te dijera que mis rosas
se han abierto para ti
en este día, y que su perfume
inunda la casa con la lluvia.
Si te dijera que hoy es viernes
y parece un día domingo contigo
en ese corredor, y que las nubes
son cartas de amor correteando
en el cielo..
Si te dijera,
lo que tu corazón quiere oír.
Que los pájaros son banderas
y flechas en la tarde.
Que un nuevo canto golpea
mi ventana y que el sol
se levanta con más fuerzas 
en el poniente.
Si te dijera
que tu bienvenida a mi vida,
ha significado una nueva puerta
hacia el horizonte.
Que tu presencia marca un rumbo
significante y que  tu voz
llena mis otroras tardes vacías...
Si te dijera...
Y no sé si lo he dicho todo.
Aún me faltan  lunas por recorrer
a tu lado y descubrir de la vida
sus encantos.
Y tú me has hecho un hombre
nuevo.
Tú, la hacedora de nuevos mundos.

Si te dijera...


Rafael Deliso.
23/09/2016





  Licencia de Creative Commons
SI TE DIJERA... by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/09/si-te-dijera.html.


lunes, 19 de septiembre de 2016

INCENDIARIO.





Hermosa dije.
Y la playa puso una corona de espuma
sobre tu cabeza.
Y tu nombre fue estela detrás del horizonte,
donde cabalga el ocaso en corceles de fuego.



 

Rafael Deliso.
19/09/2016


domingo, 18 de septiembre de 2016

NATURALEZA.

¡Cómo quisiera
atrapar un latido
de su corazón!

Dulce rocío,
gotas diamantíferas
sobre la hierba.

Y en la brisa,
la sinfonía tenue
de tu concierto.

Naturaleza.
Orquesta de viento y eco.
Dulzura mía.


Rafael Deliso.
18/09/2016

 Licencia de Creative Commons
NATURALEZA. by Rafael Deliso. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/09/naturaleza.html.

viernes, 16 de septiembre de 2016

HAIKÚ.

Su retrato va.
Pinturas en el cielo
rodeada de luz.

*

Gotas de piedras,
el jardín llena de flor
la mariposa.

*
El viento frágil.
La seca hoja inmóvil.
El frío puyaba.

*
Un leve latir
ojos precipitados
al atardecer.

*

De no estar tú
el invierno sería
vacío de estrellas. 

*

Tibia soledad,
dadme cobijo sutil
tras el ocaso.

*

Tez bondadosa
la mariposa inmola
su ojo verdoso.

*

Brota el verano
el río fluye lento
en el camino.

*

Saltan los grillos
el camino se enciende
de grata canción.

*

Tras la tormenta
el rocío estornuda
detrás del viento.

*

La mustia hoja,
el verano está cerca
en los árboles.

*

Día clareado.
La ventana ilumina
la sombra opaca.

*

Sin ti apenas soy
minúsculo sol y hoz
en los trigales.

*


Vengo a buscarte
cristalina fragancia
en los rosales.®



Rafael Deliso
16/09/2016


Licencia de Creative Commons
HAIKÚ. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/09/haiku.html.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

LA CEIBA.

ALTO eres y frondoso
desde el tronco a la copa,
místico y silencioso,
con tus puyas con que te
defiendes
para alejar el mal.
O para curar.
Y con tus ramas y brazos
proteges del rayo y la tempestad
al hombre y al animal.
Desde tu nacimiento
y precolombino origen
eres sagrado y místico.
Tu kapoc atrae buena suerte
y energía espiritual
para algunas culturas africanas.
Tus raíces se hundían
en el inframundo de Xibalbá
y de tus ramas lo cósmico
para atrapar enraizado
el norte y el sur
el este y el oeste
a Ehécalt y limpiar el camino
a Tláloc.
En tu tronco o cayucos he
viajado por mi Caribe, con
el color azul y blanco de las
espumas.
¡Árbol de vida eres!
¡Alto y de larga vida!
Y si tuviera que hablar de
tu utilidad:
canoas, lápices,utensilios
de cocina, instrumentos 
musicales, juguetes, cubetas,
vasijas, ect, ect.
Y sirves en tu nobleza como
combustible de leña o carbón.
¡Oh, Ceiba, quizás una oda te escribiría
de un sopetón!
De tu semilla medicina,
de tu árbol para decorar
monumentos y áreas especiales
simples y rurales.

Reforestas la tierra y haces 
fértil al suelo,
y viajas por el viento y es
fácil tu nacimiento.
Por tus virtudes y esencia
y esa callada nobleza,
Ceiba, eres muy sagrada,
y en las plazas y calles
luces magistral consuelo
porque tus ramas y hojas
siempre lucirán verdes
y silenciosas en el cielo.

Y eres y serás siempre
el ÁRBOL DE LA VIDA.

La Ceiba en el viento...


Rafael Deliso.
14/09/2016

Licencia de Creative Commons
LA CEIBA by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/2016/09/la-ceiba.html.

martes, 13 de septiembre de 2016

PEQUEÑAS COSAS. MEDITACIÓN.

Son las 3:54 de la tarde y me paro en la
puerta de la casa y como siempre el gato
blanco se relaja y duerme su siesta,
ya ha comido pescado y con sus ojos entre
verdes y azules todo lo mira con tranquilidad.
Hay algunas nubes entre negras y blancas en el
cielo, altos cúmulos y cirros dispersos y la brisa
viene con olor a mar. Es una brisa dulce y salada
y fresca con sabor a lluvia. Viene del norte como
precipitada llovizna en persecusión que no termina
de caer.
Contemplo las montañas de Naguanagua y de San
Diego.Están allí al norte de la ciudad.
Están allí verdosas como algas marinas en esos
cerros que ni tan lejos están, porque más allá las
altas montañas de la Coordillera de la Costa, esas que
nos separan del Mar Caribe y de Puerto Cabello,

( mar tan apacible que se puede atar con un solo cabello), esas,
esas montañas y son esas montañas el pulmón de la ciudad.
Verdes y gruesos espaguetis en la lejanía...
Y los árboles bailan. Esa palma y el perfumado jazmín
juguetean con la brisa. Y la caña de la india mueve sus
hojas en la sinfonía de colores y olores.
Y baña la tarde sus vestidos.
Y riega su esencia frágil y delicada en el alabastro
del silencio.
Y una quietud del angelus y de fragantes oraciones
van coqueteando tras la tarde.
Y los amores huyen en el avistamiento del sol
detrás de las cortinas de sus ojos.
En los átomos que golpean cada cosa donde el
atardecer hace su entrada..
Silenciosamente.


Rafael Deliso
13/09/2016