Google+ Badge

Google+ Badge

Google+ Badge

Loading...

Manantial de luz...

Loading...
Todos los poemas son de mi autoría , y están registrados. . Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entradas populares

rafaeldeliso@gmail.com

Translate

Google+ Badge

Google+ Followers

BUSCAR

viernes, 28 de febrero de 2014

Creces en mí.




Creces en mí 
en las ausencias del día.

Te vuelves enredadera
de un recuerdo que todo lo atrapa.

Con la fuerza del sol
secas nostalgias y memorias.

Con la fuerza de la luna
tu nombre crece en los estanques,

donde bebe el anhelo
del dulce néctar de la espera.


Agrandándose en minúsculos soles silvestres.




Rafael Deliso
28/02/2014

Licencia Creative Commons
Creces en mí. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

Sopla la brisa.





La brisa sopla esta tarde,
sopla la brisa.
El silencio sopla con la brisa.
Y con la brisa sopla un silencio de nombres.
De muertos y desaparecidos.
Pobre señora la que tengo viéndome
en el banco de esta plaza.
Pobre yo de este lado que la miro.
Nuestras dos soledades se han encontrado
en este viernes, que no es santo.

Es febrero 28. La brisa sopla esta tarde,
sopla la brisa.
Y esos ojos tienen preguntas sin responder.
Los míos no saben qué decir.
Y la brisa sacude bancos y árboles.
Sopla la brisa y dos perros persiguen
a un blanco gato. Y la brisa no deja de 
correr. No deja de envolver.

Una semilla de apamate con diez ojos
me mira. Y la brisa la ha echado lejos.

La brisa sopla esta tarde,
sopla la brisa.

Y unos ojos sin máscara
y sin agua.
Le quitan la careta al carnaval.

Sopla la brisa,
desnudando de hojas
a los árboles de la plaza.

Es febrero 28.





Rafael Deliso
28/02/2014

Licencia Creative Commons
Sopla la brisa. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Solicitud.






He venido hoy a pedir clemencia
delante de tus ojos.

El Sol amarillo
hiere mis girasoles.

El agua de mi estanque
pulula soledad.

He traído delante de ti
señora, una flor

de mis desolados campos.

Vengo a implorar todos mis perdones,
porque vengo con mis pies 
manchados de barro.




Rafael Deliso
28/02/2014

Licencia Creative Commons
Solicitud por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

jueves, 27 de febrero de 2014

Letrero en el viento.




Letrero en el viento.
 
No sé si llamar escrito o poesía estos pedazos
que trazo.
No sé como llamar lo que busca desnudar el alma.
Palabras que en este cuaderno busco hilar o fijar
y hasta pulir, y que me perdone la Real Academia 
de la Lengua Española, por maltratar su lengua.
Porque fijar y pulir, busco en mi soledad, (en esta
tarde, y en este silencio),  a mi alma, en algún rincón,
y poblarla de algunos bosques olvidados en mi 
memoria.
En esta tarde.En este silencio. Nada importa.
¿Qué puede importar un alma olvidada en un rincón?
Y para que sirven los rincones sino para hacer parir, otros
rincones y más rincones en la soledad

En este momento, quizás, a ti, no te importe.
Porque en ese rincón, poblé una primavera para ti.
Y una primavera con pájaros y con flores perfumadas.
Porque sé que te gustan las flores, lo recuerdo, era una
tarde de aquellas: -¡ah mis pensamientos y crisantemos,
 qué lindos están!
 ¿No has olvidados los que te regalé en diciembre?
Nada te conmueve más que tus jarrones de flores
en tu casa.

 
Cuando te pienso, ¡te pienso! Porque siempre te pienso
con amor.Es mi amor, es un amor unidireccional. 
Y lo llamo así porque brota de mi y tú ni lo sabes.
Porque es un amor de muy adentro. Un amor que nació
como esa flor en un lugar menos esperado.
El amor se va decantando con los años.Toma el olor
y el sabor del buen vino.
O quizás decantado por tantos golpes y tantas desilusiones.
Los míos han llevado cierres de horizontes, caídas de cielo. vendavales de silencios, golpes de arco iris, derrumbes de crepúsculos. 
Y se han fracturados de emociones y se han ahogados
en la orilla. Y ese amor ha naufragado en el ocaso
del infinito mar.
Por un barco que es llevado por los duros vientos y luceros en las hileras de ramas clavadas como agujas en el alma.

Aquí estoy en un país donde el cielo se rompe en vitrales
bermejos.
Y donde el hambre camina con miedo.
Y donde el futuro se cierra con rejas y se le pone  candado.
Y aún así, como tonto idealista, te pienso. Y hablo de ti, mujer, que salvas al mundo con tu voz y vientre.Con tu fuerza y anhelo.
No sé si llamar poesía los pedazos de sueños que trazo.
Señores poetas perdonen estos bagazos o ripios que no riman.

Esta tarde no logro desnudar el alma y hacerle parir un verso.
Ni sé escribir un letrero en el viento y decirte: ¡te amo!
Es que te pienso, y no te tengo.
Y el corazón me asfixia el verso.

Y la tarde,
la tarde se va acabando,
en las cuentagotas del tiempo.
Y la lluvia empaña,
la palabra,
el verbo
y el sentimiento...




Rafael Deliso
27/02/2014
Licencia Creative Commons
Letrero en el viento. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Magdalena.



Magdalena.




Como Magdalena he de amarte.
No importa cuántos ocasos
murieron,
ni cuántos silencios callaron.

Si he de buscar tus lágrimas,
he de hallar una mujer
cristalina de selva,
desnuda de flores
y bronceada de tardes.

Y perfumado el alabastro
de tu alma,
correr contigo entre piedras
y ríos,
entre  cielos y bosques
donde tu alma se purifica.


Desnuda, 
de íntima esencia



Rafael Deliso
27/02/2014
Licencia de Creative Commons
Magdalena by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Décima.



Décima    (A una razón quizás no entendida)




No sé como explicar esto
que esta mañana voy a escribir
y no sé si podrá decir
lo que esconde el sentimiento.
Aquel corazón honesto
que al amar sin nada esperar,
todo da sin querer buscar.
Dar mi amistad no es pecado
ni con escribir he errado,
aquello que no puedas dar.




Rafael Deliso
27/02/2014
Licencia Creative Commons
Décina. (no entendida) por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Venezuela.



Acróstico.
Venezuela    ( Breves palabras desde mi corazón)
 


Versos tengo para ti amor mío.
En estrellas guardadas y tricolor.
Naciste en lirios y orquídeas.
En mi alma como una flor.
Zambullir mis alas a tu libertad.
Un vuelo eterno, libre y en paz.
En un cielo cristalino,dulce, de amor.
Libre como Dios nos hizo.
Ante ti, Venezuela, mi poema cantador.




Rafael Deliso
27/02/2014

Licencia Creative Commons
Venezuela por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.


miércoles, 26 de febrero de 2014

Catedral de piedra.





Acaricias
con tu voz de viento.

La caña de bambú
alargada de río

entre helechos y musgos.

Desciendo a la Catedral de piedras

por donde se va
hasta tu alma.


Mujer de lirio y cielo.




Rafael Deliso
26/02/2014
Licencia Creative Commons
Catedral de piedra. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Acróstico. (Johanny)


Acróstico.  (Johanny, lirios en el agua)


Júbilo de flores con pájaros.
Orquestando sinfonías de colores.
Hilos de luz, tardes de flores.
Alas del viento en tus canciones.
Nenúfar, lirios de agua.
Níveo de sol, besos en fragua.
Yendo en tu flor, sobreagua.


Rafael Deliso
26/02/2014

Licencia de Creative Commons
Acróstico. (Johanny) by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

La guitarra.





La guitarra
finge ser redonda luna.

Desnuda y descubierta
ronda los cuartos.

Engorda y adelgaza
sus siluetas
en los nocturnos cánticos
del grillo.

La luna que no es otra forma
de guitarra,
se hace mujer en el rocío.

Un hilo prolongado en el silencio.


Rafael Deliso
26/02/2014

Licencia Creative Commons
La guitarra. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/
.

martes, 25 de febrero de 2014

Breves apuntes en mi cuaderno.





Nada es fácil cuando los obstáculos se cierran,
y cierran tus pasos.
Pero que una ventana al final deja entrar su luz
silenciosa.
Luz misteriosa que no tiene origen.
El amor no es materia fácil, y a veces se hace
materia incomprendida.
Y en esa luz sin origen, todo se cree y todo
se olvida.
Ella prendida a esa distante luz.
Luz de los ojos, de los mares, de los caminos
intransitados.
Incomprensibles son los ocasos sin apagarse
y que dan entrada a la misteriosa noche con
su lívida túnica.
Atada está la hora y se revuelca con furia en el
andén de la estación.
Busco ver el reloj y no llega.
Busco el verde boscoso de su mirada y se extravía
aún más en la espera.

Arde la luz en el agua.
Un círculo de pájaros en la plaza hacen sinfónicas 
melodías casi silenciosas.
Ella casi llega en un recodo de voz bulliciosa.
Voz de pájaro o sonido de hierba.
Incorpóreo instante.
Sinestésico rubor que embriaga.

No, no era ella.

Alejándome voy con presurosos pasos.
El día deja sus frutos entre cenizas y escombros.

El día cierra sus puertas.



Rafael Deliso
25/02/2014

Licencia Creative Commons
Breves apuntes en mi cuaderno. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Tú lejos...





Tú lejos,
entre  altos pájaros de acero.

Y moles de concreto,
con olor a civilización
indiferente al amor.

Lejos,
quizás, indiferente a la vida.

Quizás, sin importante esta carta de amor,

con olor a dolor,
olor a selva y a campo.
Olor de la soledad de este cuarto.
Olor de un país en pedazos.

Vidrios rotos en el cielo.

La vela de la desesperanza
se consume frente a mi.

Sin ti...


Tú lejos,
entre otros brazos,
te vi

a lo lejos...




Rafael Deliso
25/02/2014

Licencia Creative Commons
Tú lejos... por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Sello de correo en mi puerta.




Al despertarme,
se sacude una melodía
de tonos dulces en la ventana.

Un nuevo día,
y creo en una esperanza
estampada
con un sello de correo
en mi puerta.

Árboles con olor a pólvora
y a gases lacrimógenos.
Flores desmayadas en jardines
y calles mal vestidas.

¿Cómo describir una lágrima?
¿Cómo dibujar un dolor?

Las metáforas y las imágenes
vuelan insospechadamente
de este promontorio.

Tengo el corazón precipitado.
Las manos en lianas atadas.
Y mis pasos se devuelven,
buscando la ruta del río.
El follaje donde pueda el sol
abrir raíces en hondonadas.


Dame Señor,
el poder mirar el azul cielo
y dejar el corazón

donde tus nubes
viajan en silencio.

En el día que pueda  la luz
reinar sobre las tinieblas.

Luz de tus ojos!

donde el hombre deba reconocer
de una vez su egoísmo y miseria.



Rafael Deliso
25/02/2014

Licencia de Creative Commons
Sello de correo en mi puerta. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

lunes, 24 de febrero de 2014

No me nace un verso.




Detenido en el poema
asfixiado en el verso
que no me brota, sufro.

¿Cómo hilar palabras
en una tarde tan abatida?

Quizás escribir no sea
una tarea fácil cuando 
el corazón languidece
lentamente en las horas
grises que deja la sombra
al apartarse la luz.

No me nace un verso,
y el poema queda inconcluso.

Y la tarde,
en un papel blanco
va quemándose lentamente.


Rafael Deliso
24/02/2014


Licencia Creative Commons
No me nace un verso. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Ni Mayo ni Abril.




Pertinaz lluvia la de mis ojos.
No es Mayo ni Abril
para llover con tanta insistencia.
Y las aves del verano gritan
en las desoladas ramas.
El cielo tiene una terquedad
de silencio impuesto.

¡Tanta impaciencia para morir en
un latido!

Todo quieto, aparentemente, y del otro lado,
del otro lado, desolación y muerte.
La vida sopla de acá.

¡Ramas y árboles al viento van!

Se ahoga el "zamuro" en un
vuelo circular.
Gira el cielo, giran los lirios en la plaza,
gira la garza silbadora.
Allá en el río corre el sonido.
Desde arriba observa el "zamuro".
Mira la carne,mira la muerte.

Pertinaz lluvia la de mis ojos,
y es Febrero clavado como una
aguja en mi corazón.

¡Tanta impaciencia para morir en
un latido!

Y no es Mayo ni Abril
para llover con tanta insistencia,

¡en mis desolados ojos sin razón!



Rafael Deliso
24/02/2014

Dedicado a mi sufrido pueblo venezolano.



Licencia Creative Commons
Ni Mayo ni Abril. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

domingo, 23 de febrero de 2014

Pájaro fugitivo.





Quizás tus ojos,
más allá del azul esmalte.
Un sol palpitando en el silencio.

Donde salta la liebre,
y el pájaro fugitivo hace
círculos de luz en el fuego,
en el verde y el amarillo de la espiga.

Quizás esmeraldas en el río.
Cuarzo rosado en el cielo.
Y tú en gasas de nubes,
en el reflejo verde de las piedras


huyendo en perfume de rosas.


Quizás tus ojos,
en silencio...


Testigo de lo inhabitable.
Lumbreras infinitas en la noche.



Rafael Deliso
23/02/2014
Licencia Creative Commons
Pájaro fugitivo por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

El primer grito.



No te afanes
que todo termina
donde comienza
y todo comienza 
donde termina.

La vida es una brevedad,
un instante no más.

Todo crece y todo muere,
y cada estación
es un comienzo.

La vejez es otra juventud,
pero la del alma:
la eterna primavera de los años
y la sabiduría adquirida,
y que sirve de luz a las nuevas generaciones.

Todo hombre es un árbol,
un pájaro o una flor.

Es un árbol, un pájaro o una flor
en sus raíces.
En la esencia de un grato perfume
que debe su olor a Dios.
Que debe su huella a la creación maravillosa
del universo.

Vive tu vida mientras pueda con alegría,
y tus años con gozo!

Toda mala raíz será arrancada,
y `por los frutos conoceréis
al buen árbol.

No te afanes,
que la vida del hombre
comienza
en su primer grito...



Rafael Deliso
23/02/2014
Licencia Creative Commons
El primer grito. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

sábado, 22 de febrero de 2014

Que ella sepa...



No me acostumbro al silencio
ni a sus manos que salieron
volando como dos golondrinas de río
por mi ventana.

Que ella sepa que la soledad
tiene sabor a salitre
y que corroe el alma.

Que ella sepa que una 
parte mía se fue con ella.

Que uno más uno son dos,
y que son más fuerte que el
acero, las almas que se
doran bajo el sol en un
beso único e interminable...

Que ella sepa...



Rafael Deliso
22/02/2014

Licencia Creative Commons
Que ella sepa... por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Un olor tuyo.




Un olor tuyo
gravita en el ser.

Mujer.

Se hace fragancia
en el silencio.

En la soledad
racimo en flor.

Un olor tuyo
duerme conmigo
abatido de amor
entre mis brazos.


Rafael Deliso
22/02/2014
Licencia Creative Commons
Un olor tuyo. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Exiliado.




Exiliado
en este último rincón

sin pájaros ni flores.

Entre vetustas rejas
oxidado de sol.

Con una ventana
que no dibuja luna.

Con un cielo sin estrellas.

Dos o tres pasos
en dos o tres metros
de ocaso
y horizonte.

En ciclos de lluvia
y sequedad.

En terquedad de horas
de plomizo techo,
en proceso de holocausto.

Corazón
que espera
antes de arder

olvidado en mis oraciones.

Antes de morir
sin ti...



Rafael Deliso
22/02/2014

Licencia de Creative Commons
Exiliado by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

viernes, 21 de febrero de 2014

Balbuceo del alma.



Ante ti
frente a ti
al borde de ti
la vida balbucea
latidos,
suspiros
golpes repetidos.
Silencio de palabras.
Costuras de luz,
almendras
miradas dulcineas.
Voces con ecos
sin ellos,
contigo,
sin mi.
A tu lado
nada
todo.
El mundo gira
calla,
estalla.
Absorto
vivo
muero
¡Te amo!


Rafael Deliso
21/02/2014

Licencia Creative Commons
Balbuceo del alma por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

jueves, 20 de febrero de 2014

Camino de sol.




No busco aislarme,
busco repetirme entre miles de brazos.
Ser eco difundido en el viento.
Cruzar la línea del sol
y dispararme como metáfora de luz hacia
el ocaso.

Hoy hay lluvia en la tierra.
Carmesí pintado en el polvo.

Hay lluvia en los ojos de los árboles.

Se viste de un gris ropaje la tierra.

Y pájaros sin flechas ni plumas
en un cielo de concreto
marcan un camino incierto.

No busco aislarme,
quiero ser un camino abierto.

Camino de sol,
de libre vuelo al descubierto.


Rafael Deliso
20/02/2014
Licencia Creative Commons
Camino de sol. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

miércoles, 19 de febrero de 2014

Como puedo enseñar ahora.




Como puedo enseñar ortografía
en días tan tristes
y en noches tan frías.

Con un corazón compungido
como el que tengo ahora
no me brota ni un latido.

Y en el alma,

luto, dolor, mora.

Como puedo enseñar ahora
con un corazón tan triste...
lo que en mi ser  demora..



Rafael Deliso
19/02/2014

Licencia Creative Commons
Como puedo enseñar ahora. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Otro día más.



Otro día más.


Otro día más,
la misma rutina.
Revisar el correo.
Asomarme a ver las aves en el cielo.

Papeles regados.
Libros sueltos.
El café por preparar.

Otro día más,
y entrar al salón de clases.
Preparar flechas con perfume en el aire.
Ver niñas de caras dulces y pintadas.
Saludarlas con sonrisas de bienvenidas.
Subir y bajar escaleras.

El pizarrón me espera.
Me disuelvo en él.
Letras y vocales con alas saltan y
vuelan como saltamontes.

Otro día más,
y la misma espera.
Los mismos asaltos del día.
Los mismos desalientos.
Las mismas colas.

Otro día más,
y las esperanzas hay que atarlas
con hilos de acero.
La fe creerla como otro día,
otra mañana, otra noche.
No hay que voltear la hojas
para dejar de creer.

Otro día más,
y afuera me espera Hemingway.
"Tener y no tener"
se me vuela de las manos.



Rafael Deliso
19/02/2014
Licencia Creative Commons
Otro día más. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.