Google+ Badge

Google+ Badge

Google+ Badge

Loading...

Manantial de luz...

Loading...
Todos los poemas son de mi autoría , y están registrados. . Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entradas populares

rafaeldeliso@gmail.com

Translate

Google+ Badge

Google+ Followers

BUSCAR

jueves, 26 de junio de 2014

La lluvia.

Lluvia y el corazón llora.
Y agua y lluvia.
Y corazón y tarde.
Es la misma corteza.
Es la misma piel.
Duele igual en el alma.
Igual en el árbol.
Corazón y cielo.
Pájaro y tierra.
Un amor se guarda
dentro del árbol.
Con flechas y crepúsculos.
Se purifica con agua
de lluvia en el corazón.
No se grita nunca,
no se escribe en hojas
ni se lanza en latidos
a la calle.
Se tiene y se viste
de todas las pieles.
De todos los dolores
y de todas las alegrías
posibles.
Hasta que un día
sea una gota más
en el infinito
océano de Dios
donde se disuelva
en la lluvia
en el corazón
tuyo y mío
En el amor eterno de Dios.


Rafael Deliso
26/06/2014
Licencia de Creative Commons
La lluvia. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

lunes, 23 de junio de 2014

Elisabeth

Te pintas la cara con el sol.
Tus pies redondean el cielo
con el barro,
tu mirada es un poema sinfónico
escrito en el horizonte.
Que te perfumas con las flores
del campo.
Que te vistes de cortezas de
árboles.
Que vuelas en los pájaros
de la tarde.
Y un cortejo de mariposas
es tu séquito como reina.
Bebes en la estrella
los sueños
que están por germinar
y que dibujas muñecas de trapo
en tu sed infinita.
¡Hija mía del silencio!
Aún caminas en mi alma
como playa cromática de aroma.
Aún vuelas
entre los pétalos del viento
que rozan mis blancos cabellos.

Que eres pájaro de abril.


Rafael Deliso
23/06/2014
Licencia de Creative Commons
Elisabeth by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

miércoles, 18 de junio de 2014

Colibrí.

Llegas al mediodía
con tu olor a bosque,
y en la flor posas tus aromas
y absorbes el néctar
de las raíces en la flor.
Golpeas la luz
con el trémulo de tus alas
y desprendes del silencio
una dulce canción
que habla de otras flores,
de otros árboles, de otros
amaneceres.
Llegas y te vas
en la rapidez del instante
que ya fue.
Veloz mensajero del amor.
Tus melodías en el viento
son flechas en el concierto
del crepúsculo encendido.
Y yo dispongo de una piedra
para sentarme bajo las frondas
a oír tu orquesta sinfónica.
A oír tu serenata en los
perfumados árboles, en los
ríos del cielo que bajan
en las prematuras lluvias del alba.
A dónde escaparás al concretar
tu faena del día.
Al vaciar la flor de su  néctar.
Dónde zambullirás tus alas
en los espacios de color de agua 
y luz de la tarde.
Persigo tu vuelo.
Sigo tu ruta de estrellas.
Me mojo de tu miel
para mirar la luna
adormecida entre las piedras
de la verde montaña de la Esmeralda.



Rafael Deliso
18/06/2014
Licencia de Creative Commons
Colibrí. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

jueves, 12 de junio de 2014

Pétalos de fría rosa.

Rosa helada
de mis cinco montañas
con nieve,

riego mis versos
en el perfume del incienso
que sube a Dios
en el cristalino y frío cielo
de junio.

Rosa helada
en la maceta de tierra

sembrada de cielo,

en sus pétalos la escarcha,
¡sembrada de invierno!

con mi corazón rondando
en la nieve, mis pensamientos

y mi canción creciendo,
¡en notas de dulces acentos!


Rafael Deliso
12/06/2014   Con especial entrega en la primera nevada del año, en Mérida, Venezuela.
Licencia de Creative Commons
Pétalos de fría rosa. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

domingo, 8 de junio de 2014

Infinitos regalos.

"Como la minúscula hormiga que gigante levanta un mundo,
cargada de troncos y sueños en la esperanza de su viaje". Rafael Deliso
En los cojines del cielo
se disuelven aves migratorias.
Vuelan en bandadas fugitivas.
La tarde se hace infinita
de luz y de alabastros horizontes.
Los naranjales perfuman de azahar
el campo.Y pobladas mariposas
la asaltan.
La plaza del pueblo luce incolora.
Hay un silencio de nombres
olvidados.
¡Y de flores oxidadas!
El camino se hace largo.
Polvareda y hojas de jabillo,
caoba y mango en piedras secas,
en casa de barro y en techos de
vetustas tejas, de rojo crepúsculo.
El atardecer a veces se quema.
Caminamos un pueblo y nos espera
una noche.Allá en lo alto del árbol,
encaramado el gallo canta.
No conocemos la letra que nos
susurra el río.
Es una canción de amor.
Suele ser triste cuando la luna
peina sus cabellos en el espejo
del agua y desaparece en la lluvia.
El instante golpea la puerta del
sol.
Las últimas luces van ocultándose.
Sigo mis pasos en la noche hasta
el alba.
Mañana echaré mis hilos en el
viento por suceder peces en el
cielo,cubiertos de infinitos
regalos.


Rafael Deliso
08/06/2014
Licencia de Creative Commons
Infinitos regalos. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

sábado, 7 de junio de 2014

Cómo quiero escribir un poema...

Cómo quiero escribir un poema,
¡y no puedo hacerlo!
Un escrito simple y dulce
para ti.
Empezar con la frase más
sencilla, ¡oh mi Señor Y Rey!
Quiero escribirte versos de amor
en este día,
y enviártelos en las nubes
con el olor de la hierba
y con el rocío de mis ojos
que humedecieron hojas y flores
en mi ventana.
¡Oh mi Señor y Rey que amaneces
en la luz del día!
¡Señor de mis quebrantos!
Del agua dulce en los manantiales
que bebe mi alma.
De la espiga de sol que da pan
y maná al hambriento.
Quiero escribirte Rey mío y 
Señor mío una carta con letras de
ramas y de hojas, con troncos y musgos,
donde mi corazón te cante con la
lluvia y con el sonido de las piedras
del río.
¡Quiero escribirte una carta!
Señor y Dios Jesucristo
¡quiero escribirte una carta de 
amor para ti!
Y que mis versos sean besos
a tus pies.
Y mi música, ¡tu música!
Quiero llevar tus palabras
como semilla en mi alforja
e ir esparciendo
cada amor de tus amores
en el perdón del día.
Y tu luz en la Salvación
de aquellos que han de entrar.
Uno será tomado y el otro
será dejado.
Porque no todos comprenderán
que tú habitas en lo simple,
y que tu verdad fue un sacrificio
de amor y grandeza.



Rafael Deliso
07/06/2014
Licencia de Creative Commons
Cómo quiero escribir un poema... by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

martes, 3 de junio de 2014

Churún-merú (Salto Ángel)

El arco iris 
en la flor
en el agua
en las piedras.

Salto de agua,
del Ángel.
Auyan-tepuy
piedra maciza.
Kerepakupai Vená
profundo salto desde el cielo,
donde nube y agua
se disuelven en mágicas
melodías de vegetación
y misterio.
Allí en el silencio,
en el templo de verde
espejo de rocío,
donde el tepuy guarda
una oración con olor
a perfume de virgen orquídea.

El arco iris en el agua,
en las piedras,
en las mariposas terrenales,
donde el corazón
en la quietud
vuela en el agua
de infinitas caídas
sobre un azul silencio de hojas.


Rafael Deliso
03/06/2014
Licencia de Creative Commons
Churún-merú (Salto Ángel) by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/

domingo, 1 de junio de 2014

Mérida.

Por qué te amo tanto
ciudad de mis encantos,
en sierra y desfiladero
tus estrellas brotan en ríos
y en cristalinos abrevaderos.

Verde de montañas
en amarillos frailejones.
Que el sol con tibieza baña
tu cordillera en susurrones.

Bordeando La Sierra Nevada
y La Sierra La Culata,
de noche mi alma vaga,
anhelando tus latidos en olores

allí donde el corazón palpita y ata

 tu nombre en roja cinta
y la llevo al pecho,
como una flor encinta.
Encinta de amores
en mi corazón sediento.

Por qué te amo tanto
¡ciudad de mis encantos!

Fría brisa de tu boca
que enternece el ansia loca
de abrazarte con mis manos

y nunca soltarte. Ni en vano
negarte:

Por qué te amo tanto
¡ciudad de mis quebrantos!
¡ciudad de mis amores!

que mi alma con su manto
te envuelve como niña
que en La Sierra se asoma
con sus mejillas rojas
a recoger las flores

¡las flores de mis amores!
y te susurra al oído
dulces y eternas canciones.


Rafael Deliso
01/06/2014

Licencia de Creative Commons
Mérida. by Rafael Deliso is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://ubunturamade.blogspot.com/