Google+ Badge

Google+ Badge

Google+ Badge

Loading...

Manantial de luz...

Loading...
Todos los poemas son de mi autoría , y están registrados. . Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entradas populares

rafaeldeliso@gmail.com

Translate

Google+ Badge

Google+ Followers

BUSCAR

domingo, 28 de septiembre de 2014

Pedirte quisiera.



Pedirte quisiera
alumbrarte tu larga espera,
no con artificios vanos
sino con un corazón humano,
y regar de útiles semillas
tus campos de girasoles
y decirte en mil amores
que la felicidad
es un suspiro helado
de sol y mar regado
entre la floresta del campo.

¡Oh, bondad! Dulce inocencia.
Moradas del camposanto
donde la flor exhala olores
de cielo y tierra.
Dolores que deja el viento.
En los pétalos del sueño.

¿Quién podrá ser tu dueño?
El sol, el agua, el viento.

Acariciar quisiera el cielo
hasta no ver más el sufrimiento
y plantar la semilla de felicidad
en los ojos hechos verdad,
y volar en el mar
hecha diminuta luz,
átomo de agua y cielo
y convertirlo en lucero
en tu frente,

¡torrencial aguacero! 



Rafael Deliso
28/09/2014
Licencia Creative Commons
Pedirte quisiera. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Puñal de negro grafito.




Intranquilo
bogo mi barquito
en la soledad
de mi cuarto,
trazo un mar en la ventana,
un sol y una estrella
y en un papelito echo tu nombre.
Echo tu nombre en la noche
profunda. En el mar sin luceros.
Únicamente tus ojos brillan.
Aquí, en este cuarto acérrimo
de sueños y quebrantos.

La flor de mi mundo brilla
pero no la arranco.
Echa raíces noches y funde
el día de horizontes, árbol.
Que la luz se apague pero que
la estrella viva.

No te arranques árbol, no
subas. Deja, deja el perfume
de tu tierra en mis voces.

La noche es eterna.
Caronte no olvida.
En el espejo: mímesis.
En este inframundo, niebla
y pesado frío.

ÁRBOL arráncate en mi 
cuarto. Echa raíces en el
alma. Sube por mis cartílagos.
Boga, boga por esas aguas.

Tráeme un cabello
de la noche desparramada
de ojos.

Tan sólo su nombre
en el filo de este puñal
de negro grafito.


Rafael Deliso.
21/09/2014
Licencia Creative Commons
Puñal de negro grafito. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Poesía. Vivencia.


Sé que mi poesía tiene poco valor.
Que mis letras son secas hojas,
vaciándose en los 
alcantarillados.
Que estas palabras que crujen
en mi pecho,
son raíces en mi ahogo.

Para qué títulos o premios.
Nombre o renombres.
¡No los quiero!

Vaciar quiero mi alma
en el cielo.
Y volar en los azules pájaros.
En nubes de verano
quebrar mi voz en los juncos.
Y en el río ser caña
flotando en el asombro
del día.

En los espejos de peces
picoteando esas nubes.

Y en piedras robar el
arco iris del agua.

No sé escribir, lo sé.

Mi madre analfabeta me
enseñó a escribir con el
alma.

Ella ya no está.


Me dejó un puñado de grillos
en la noche estrellada.
Y un lápiz con lágrimas
en estas regiones de América.

Sé que mi poesía tiene poco valor.

¡Y eso, no me importa!

Mi alma seguirá escribiendo
sin hojas ni lápiz.
Sin papel ni cuaderno.

Solamente escribirá
con los ojos de mi madre.



Rafael Deliso
15/09/2014

Licencia Creative Commons
Poesía. Vivencia. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

Pájaros del viento.

El sol
extiende sus manos.
La luna
retoca sus cabellos
para no mojarse
en la luz del agua.

La noche recoge
los quebrantos del día,
y los pone en su regazo,
para que la luz
limpie su rostro de rocío
con los pájaros del viento.


Rafael Deliso
15/09/2014
Licencia Creative Commons
Pájaros del viento. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Los dos tan lejos y tan queriéndonos.

Los dos tan lejos
y tan queriéndonos.
Tú del otro lado,
en la intangibilidad
del unicornio
donde la nada
se abraza con la pureza.
Yo, quizás,
tan cerca
queriéndote.
Y, sin embargo,
tan ausente de todo.
Tan obligado a construir
y reconstruir escenas
y fotografías
en las cuerdas del silencio.
Pegadas a frías paredes
de madera.
En cuartos deshechos
de historias y memorias.
Tan tuyos como estas carnes
que laten en los tranvias.
Huyendo de mí,
así como en los crespúsculos
tras la lluvia.
Y el humo deja una marca.
Y el cielo los cimarrones
golpeando las nubes,
como ascuas salvajes,
incandescentes,
voluta volátil.
Vorágine
de hojas sin contar.
Tan lejana,
tan cercana.
¡Tú, yo!
Inconstante y cambiante
como el día
que deja pasar su página.
Y queda una estrella
por buscar en la lluvia,
aún cálida y temblando
en tus mejillas carmesí.



Rafael Deliso
07/09/2014
Licencia Creative Commons
Los dos tan lejos y tan queriéndonos. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

30 de junio. Día de lluvia.

A Haidé Villegas.


El cielo encapotado con sus signos de lluvia.
La húmeda tierra respira con sus cantos.
Verde fragancia. Colores disueltos entre ramas
y piedras.
Quieta sensación de vida y muerte.
La mañana gira al reloj vital.
Pareciera el silencio hecho voz con dulces
y melódicas gotas sobre el tejado y techos de zinc.
Pasos de lontanas y fugaces hojas.
Emigran aves.
Trepo nubes con escaleras de sueño.
Vida y muerte se acercan y se alejan.
Esperanzas híbridas en lianas y helechos.
La lluvia hace surcos  en el alma.
No hiere. No perfora.
Roe piedras y elementos metálicos.
Sacude, calma, construye, destruye.
Todo pasa a través de esa ventana.
Ciclos vivientes y silenciosos.

El alma se expande y se escapa.
El agua cae y limpia los cristales.

Late húmeda la mañana del 30 de junio.



Rafael Deliso
(30 de junio de 2011)
Este poema lo escribí en esta fecha y lo coloqué
en mi otro blog( Boscoso almanaque)
Lo quise colocar  hoy aquí porque es un recuerdo
de escritura que una( mañana tarde) en un foro escribí
y se lo dediqué a una persona que nunca más vi desde ese
día. ¡Gracias por leer! Afectuosamente Rafael.03/09/2014
Licencia Creative Commons
30 de junio. Día de lluvia. por Rafael Deliso se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.
Basada en una obra en http://ubunturamade.blogspot.com/.