Google+ Badge

Google+ Badge

Google+ Badge

Loading...

Manantial de luz...

Loading...
Todos los poemas son de mi autoría , y están registrados. . Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total

Entradas populares

rafaeldeliso@gmail.com

Translate

Google+ Badge

Google+ Followers

BUSCAR

sábado, 24 de septiembre de 2016

Ella,mi perro y yo.




Breve  relato.

He brincado toda la tarde
como mi perro.
Muchos dirán pero tú no tienes
perro.. - ¡Si se tiene!
- ¡Se los aseguro yo!
Todos llevan un perro que
salta y brinca.
El mío es un perro normal y muy formal.
El corazón le salta cuando
me ve. Y el mío salta y brinca como él.
Y le salto en abrazos .Y él cuando ladra no muerde porque bien dice el dicho que perro que ladra no muerde.


-¡Eeeeeyyy!! Sultán,-le grito.
Y él muy obediente viene hacia mí.

A veces los perros son hasta mejores que algunas personas.
Mi perro es una rara mezcla, llamada cacri.
-¿Cómo que una rara mezcla? -le pregunto.
¡Claro le respondo! Sucede que es mezcla azul de perro callejero y criollo.
¡Jajaja! -Salta en carcajada mi otro yo cuando se lo afirmo.

La vida no se entiende-me repite mi amigo.
-¿Y ella, quién es?
Pues te contaré.
 Ella la que amo ,tiene una perra.
Laky Azabache es su nombre porque es negra como el carbón.. Y se parece a la noche por su negrura ..
Azabache es fiel como perro de rancho y en algo se parece a
algunas personas por su fidelidad.
Ella la que amo ama a su perra Laky Azabache..


El amor es algo que no tiene forma aparente.. Se ama y cuando se ama se mira el cristal de lo que somos o si no es cristal será el espejo donde nos reflejamos de algo superior que está por encima de esta tierra.
Ese algo que es Dios.
Tal vez la palabra no esté en su forma correcta de decirla o expresarla .
Pero Laky se me acerca y busca jugar con Sultán.
Me lame la mano con su lengua.
Y ella la que amo, ama a su corazón mientras ama .
Y una música de estrella esta noche hace que Laky Azabache y ella sobre el jardín de luceros y agua cristalina se disuelvan y nos fundamos como una alta torre o quizás un faro para alumbrar el patio de su casa..
Azabache corretea luego con una pelota en la boca.

Y detrás Sultán persigue un negro gato.

Y ella besa los labios de su amado en los lirios y jazmines que van perfumando los pasillos de esa entrada que da hacia el norte donde se ahogan los suspiros silenciosos.
Donde la vida se aprecia mejor en las estrellas de la noche.


Y Sultán y Laky se van evaporando entre la neblina de la oscuridad como si nunca hubieran existido.


Rafael Deliso.
23/09/201